Un hombre fue asesinado y otro quedó herido al ser baleados en Barracas

0
1
El hecho ocurri esta maana cuando efectivos de la Comisara Vecinal 4D de la Polica de la Ciudad realizaban tareas de prevencin y escucharon disparos en Barracas
El hecho ocurrió esta mañana cuando efectivos de la Comisaría Vecinal 4D de la Policía de la Ciudad realizaban tareas de prevención y escucharon disparos en Barracas

Un hombre de 30 años fue asesinado este miércols de un balazo en la espalda y otro resultó herido en el barrio porteño de Barracas al ser atacados por al menos otros dos que escaparon y se investiga, entre otras hipótesis, si el móvil del crimen está vinculado a una presunta disputa territorial, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió esta mañana cuando efectivos de la Comisaría Vecinal 4D de la Policía de la Ciudad realizaban tareas de prevención y escucharon detonaciones de arma de fuego en avenida Vélez Sarsfield y Gregorio Aráoz de Lamadrid, en la zona sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Al aproximarse al lugar, los policías hallaron a un hombre, luego identificado como Abraham Brian Robles Escudero (30), con al menos un disparo de arma de fuego en la espalda e inconsciente en el suelo, y a unos metros otro de 28, con una herida de bala en la pierna derecha.

Según las fuentes, el herido en la pierna fue subido a un Renault 9 y llevado por un vecino de la zona al hospital Penna, donde recibió las primeras curaciones.

Mientras que Robles Escudero fue trasladado por una ambulancia del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) al mismo centro de salud en el que murió pese a las tareas de reanimación que le practicaron.

De acuerdo con los voceros consultados, el fallecido tenía antecedentes por delitos menores y por violencia de género.

La investigación quedó a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 39 que dirige Paula Asaro, quien dispuso las primeras diligencias en procura de esclarecer el hecho, entre ellas la intervención de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad para que trabaje en la escena del crimen.

En tanto, testigos del ataque señalaron que los disparos partieron desde un hombre que descendió de un Peugeot 208 color rojo y que huyó tras disparar.

«Los atacaron desde un auto. En el lugar encontraron cuatro vainas servidas», aseguró a Télam un encargado de la investigación..

Según pudo reconstruir el pesquisa, en el lugar junto a ambas víctimas se encontraban reunidas otras seis personas que escaparon luego de escuchar las detonaciones.

«Dijeron que estaban ahí buscando trabajo», señaló la fuente consultada y agregó que no se escuchó ninguna palabra de los atacantes previo a los disparos.

Los pesquisas aguardaban que el herido estuviera en condiciones de declarar para contar qué pasó, al tiempo que buscaban cámaras de seguridad en las que pudiera haber quedado registrada la secuencia del ataque.

«Se está haciendo un relevamiento de cámaras y de testigos para poder identificar al agresor», precisó un investigador.

Una de las hipótesis que manejan los investigadores sobre el móvil del crimen apunta a una presunta disputa barrial.

Además, por orden de la jueza en los Criminal y Correccional María Alejandra Provítola, el cuerpo del fallecido fue trasladado a la morgue para ser sometido a la autopsia de rigor.

Por su parte, la fiscal Asaro se encuentra trabajando para identificar a los atacantes y así determinar los motivos por los cuales le dispararon a Robles Escudero.

«Que Dios te tenga en su gloria, primo, solo es un hasta luego», lo despidió esta tarde un familiar a través de las redes sociales.

El homicidio, a pocas cuadras del de Lucas González

El crimen de Robles Escudero ocurrió a cinco cuadras del homicidio del adolescente Lucas González (17), cometido cerca de las 9.30 del 17 de noviembre del año pasado.

En esa ocasión, la víctima y tres amigos de su misma edad salieron de entrenar del club Barracas Central a bordo del Volkswagen Suran del padre de uno de ellos y fueron interceptados por un auto Nissan Tiida de la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Ciudad sin patente ni signos de ser policial, del que bajaron tres efectivos armados y sin identificar.

De acuerdo con las pruebas recabadas, los adolescentes creyeron que eran ladrones que iban a robarles, por lo que huyeron del lugar, momento en que los policías les dispararon desde distintos ángulos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here