Prevenir, un sistema de alerta para reducir el impacto de inundaciones en las ciudades

La presentación de Prevenir

VER VIDEO

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN), junto a la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, lanzó este lunes el proyecto Pronóstico y Alerta de Eventos de Inundaciones Repentinas (Prevenir), para reducir el impacto de esos eventos climáticos en zonas urbanas que operará, inicialmente, sobre las cuencas de los ríos Sarandí-Santo Domingo (Buenos Aires) y Suquía (Córdoba).

La iniciativa de cooperación entre el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), la Agencia de Ciencia y Tecnología de Japón (JST), junto al Instituto Nacional del Agua (INA) y el Consejo Nacional de Investigaciones de Argentina, se presentó este lunes en el salón San Martín del Edificio Libertador, Ministerio de Defensa.

«Prevenir nos permitirá elaborar redes, datos y sistemas que tendrán impacto en las localidades. Este proyecto tiene aportes valiosos en término de conocimiento e implementación de trabajo articulado de diversos actores», indicó Daniela Castro, de Secretaría de Investigación, Política Industrial y Producción para la Defensa.

Los objetivos de Prevenir contemplan la ampliación de las capacidades actuales de monitoreo hidrometeorológico y el desarrollo de sistemas de predicción con especial atención a las inundaciones urbanas repentinas. También busca concientizar a la población sobre esta problemática y las acciones en caso de emergencia, además de promover la colaboración con pronosticadores, tomadores de decisiones y responsables de emergencias.

También busca concientizar a la población sobre esta problemática y las acciones en caso de emergencia, además de promover la colaboración con pronosticadores, tomadores de decisiones y responsables de emergencias.

Los pronósticos meteorológicos a más largo plazo, hasta tres días de anticipación, y basados en la predicción meteorológica numérica permitirán acciones de preparación, como armado de refugios o concientización de la población, entre otros.

Por su parte, los pronósticos hidrometeorológicos a corto plazo, hasta 12 horas antes, proporcionarán información para decidir sobre una posible evacuación, lo que protegerá a las personas más vulnerables.

Las advertencias y pronósticos se difundirán oportunamente a través del portal web y la aplicación para teléfonos celulares.

El representante de JICA, Hiroyuki Takeda dijo en referencia al proyecto que «el principal resultado esperado es un sistema cooperativo de alerta temprana para eventos de inundaciones repentinas urbanas, junto con un sistema de comunicación efectivo. Será el primero en Argentina».

Destacó la importancia del trabajo conjunto y la necesidad de sostenerlo, ya que será «fundamental para la futura expansión del sistema porque introducirá metodologías y equipos novedosos en el campo de prevención de desastres en Argentina». 

«Financiado por JICA y JST, este proyecto se construyó con mucho tiempo de trabajo y coordinación internacional», señaló la directora del SMN, Celeste Saulo.

Con respecto al objetivo de esta planificación, agregó que han «elaborado iniciativas para trabajar en eventos de alto impacto, sobre los que tienen más potencial de dañar a la población y sus fuentes de trabajo».

El proyecto abordará la cuenca Sarandí-Santo Domingo que atraviesa siete partidos del conurbano bonaerense y donde se estima que viven cerca de 1,8 millones personas.

El proyecto abordará la cuenca Sarandí-Santo Domingo que atraviesa siete partidos del conurbano bonaerense y donde se estima que viven cerca de 1,8 millones personas.

En los alrededores de los arroyos se encuentran poblaciones carentes de recursos económicos de los partidos de Avellaneda, Quilmes, Lanús, Lomas de Zamora, Almirante Brown, Florencio Varela y Presidente Perón, donde el SMN estimó que ocurren entre dos y tres inundaciones urbanas por año.

Otro caso es el Barrio Villa Páez, en la Ciudad de Córdoba, donde se estima que en los últimos diez años el 40% de la población fue afectada por inundaciones.

En los alrededores de los arroyos se encuentran poblaciones carentes de recursos económicos, donde el SMN estimó que ocurren entre dos y tres inundaciones urbanas por año.

Prevenir ayudar a enfrentar inundaciones en las ciudades del sur del Gran Buenos Aires y en la capital cordobesa
Prevenir ayudará a enfrentar inundaciones en las ciudades del sur del Gran Buenos Aires y en la capital cordobesa.

La directora del SMN reconoció que «Prevenir no es un grupo de 10 científicos, es un montón de gente comprometida a ayudar a los ciudadanos». El proyecto forma parte de un programa del gobierno japonés que promueve la investigación conjunta internacional dirigida a problemas globales denominado Satreps.

Es por ello que el embajador japonés destacó el esfuerzo de los investigadores de ambos países. «Se espera que en los próximos 5 años, con esta tecnología de punta, se pueda elevar las capacidades del Servicio Meteorológico Nacional y su personal», detalló.

Así, mencionó que los resultados brindarán respuesta a la sociedad local y global, ya que «los problemas ambientales y del cambio climático son grandes desafíos que el mundo tiene que resolver en forma conjunta. Por esto, la protección ambiental es uno de los enfoques en esta colaboración con Argentina».

Takema Miyoshi, líder del proyecto, explicó que habrá un sistema de observación meteorológica con computadoras para procesar los datos y que -luego- éstos serán traducidos a un lenguaje «amigable» para que los ciudadanos puedan comprenderlos y lograr armar estrategias para reducir los impactos negativos de las zonas afectadas. «La ciencia tiene que ser una herramienta que contribuya a la sociedad», sentenció Takema.

En la misma línea, Takema detalló que se utilizarán «equipos novedosos» en el sistema de alerta temprana, «reduciendo, de este modo, el número de víctimas por catástrofes naturales», y espera que a futuro pueda expandirse a otras partes del país.

La duración del proyecto cooperativo está estipulada en cinco años, con una inversión por parte de Japón de alrededor de 6,5 millones de dólares.

El acto contó con la presencia de la directora del SMN, Celeste Saulo; la secretaría de investigación, política industrial y producción para la defensa, Daniela Castro; la directora de Cooperación Bilateral del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Alicia Barone; el representante de JICA Argentina, Hiroyuki Takeda, el embajador del Japón, Takahiro Nakamae, y personalidades invitadas de Defensa Civil, Cruz Roja, la facultad de Ciencias Exactas de la UBA, e investigadores del Conicet.

Artículo anteriorPutin redobla la ofensiva en Ucrania mientras el mundo debate su reconstrucción
Artículo siguienteTransición: tras un encuentro con Pesce, Silvina Batakis se reunió con Guzmán

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here