Covid: refuerzos de Pfizer y Moderna a niños de 5 a 11 años

«Existe un amplio consenso en la necesidad de avanzar con los refuerzos ya que la efectividad de los esquemas primarios disminuye con el tiempo, algo que fue comprobado incluso en población pediátrica», indicó el comunicado del Ministerio de Salud.

Además, los especialistas indicaron que la Covid-19 en niños «no es tan leve como se estimaba al comienzo, algo observado particularmente con la variante Ómicron, y ya se ha evidenciado la posibilidad de casos con secuelas a largo plazo incluso en cuadros iniciales leves».

El 82% de la población general tiene el esquema primario de vacunación contra la enfermedad, y el 47,2% recibió dosis de refuerzo, según el Ministerio de Salud, pero los niños aún no estaban autorizados para recibir ese refuerzo.

En la Argentina fueron vacunadas 40.771.793 personas; con dos dosis 37.428.003; con dosis adicional 3.026.213; y con la de refuerzo 20.491.197 personas, de acuerdo con los datos del Monitor Público de Vacunación.

El Ministerio de Salud anunció en octubre del año pasado el comienzo de la vacunación en niños de 3 a 11 años de todo el país con la vacuna Sinopharm, que es de virus inactivado y se trata de la plataforma más tradicional con la que se elaboran las vacunas.

Pfizer y Moderna

En enero de este año, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aprobó la vacuna contra el coronavirus del laboratorio Pfizer para su aplicación en niños de entre 5 y 11 años, que en la Argentina comenzó a llegar en febrero con la denominación «Pfizer pediátrica» o Corminaty

En marzo pasado, el ministerio de Salud anunció que iba a ampliar el uso de la vacuna contra el coronavirus elaborada por el laboratorio Moderna para niños de entre 6 y 11 años de edad.

De acuerdo con los especialistas, los niños pueden contagiarse y transmitir el virus como los adultos y, si bien es cierto que la mayoría transitan la Covid-19 de forma asintomática o con cuadros leves, algunos de ellos pueden tener síntomas persistentes

Además, se puede coadministrar la vacuna contra el coronavirus junto con cualquier otra vacuna incluida en el Calendario Nacional de Vacunación, pudiéndose aplicar el mismo día o en días diferentes, sin requerir intervalo entre las dosis.

Los niños, si están resfriados se puede vacunar, pero si tienen fiebre, tos y/o dolor muscular se debe descartar primero coronavirus y es recomendable aguardar a la recuperación de la enfermedad antes de recibir la vacuna.

Artículo anterior25 de Mayo de 1810: el comienzo del ciclo independentista
Artículo siguienteColdplay agotó todas las localidades para sus siete fechas en River Plate

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here