Así se expresa la interna entre Cristina Kirchner y Alberto Fernández en los mensajes comunicacionales oficiales

0
1

En medio de la despiadada interna entre la Casa Rosada y el resto del kirchnerismo, el Gobierno realiza movimientos para crear una estructura comunicacional de apoyo al presidente Alberto Fernández.

Esos movimientos están atravesados por marchas y contramarchas de esa interna. Hay terrenos ganados (equivalentes al sostenimiento del ministro Martín Guzmán) y terrenos perdidos (inserción de iniciativas y elementos comunicacionales pro Instituto Patria/La Cámpora a expensas del albertismo, como ocurre en otros ámbitos de gobierno). 

El albertismo y el grupo del jefe de Gabinete, Juan Manzur, han logrado un control nítido del aparato que incluye la comunicación gubernamental, los medios públicos y algunas instancias regulatorias. El campo del cine y la cultura, en cambio, continúa siendo un dominio del cristinismo. 

La creación y sostenimiento de medios oficialistas, por su parte, resulta un terreno compartido y en disputa, con fronteras móviles.

Albertismo y kirchnerismo: hay terrenos ganados equivalentes al sostenimiento del ministro Martín Guzmán

Comunicación gubernamental y medios públicos

Los cambios en la comunicación gubernamental empezaron cuando la presión de Cristina Kirchner desplazó al secretario de Comunicación y Prensa (Presidencia), Juan Pablo Biondi, el principal asesor y estratega del primer mandatario. La vicepresidenta lo acusó de «hacer operaciones en su contra«.

Fernández creó entonces el cargo de portavoz presidencial, designando a Gabriela Cerruti. Desde entonces, con alto perfil y vehemencia, la experiodista privilegia la polémica con la oposición y el periodismo antes que la divulgación de información pública objetiva.

Cerruti no era inicialmente objetada desde el Instituto Patria, pero fue cerrando filas cada vez más con el presidente. El premio a su desempeñó llegó cuando se la nombró días atrás —sin perjuicio de su función de portavoz— como secretaria de Comunicación y Prensa.  

Se trataba del cargo que tenía Biondi y que había sido cubierto desde su renuncia por Juan José Ross, abogado sindical y hasta entonces director de publicidad oficial, con excelente relación con el presidente y con el histórico publicista peronista ‘Pepe’ Albistur, actualmente procesado por evasión impositiva.

En un reacomodamiento tipo enroque, Ross pasó hace días a la Secretaría de Medios y Comunicación (medios públicos), que hasta el momento era desempeñada nominalmente por Valeria Zapesochny, periodista en temas de salud y género.

Alberto Fernández creóel cargo de portavoz presidencial, designando a Gabriela Cerruti

Zapesochny es persona de confianza del jefe de Gabinete, el exgobernador tucumano y peronista clásico Juan Mansur. El dirigente opera como una de las principales espadas de Alberto Fernández, pero también hace su propio juego hacia el futuro.

Control de los medios públicos

De cualquier forma, el verdadero control de los medios públicos (RTA, Radio Nacional y Canal 7) nunca dejó de estar en manos del albertismo a través de Rosario Lufrano, experiodista y de larga relación con el mandatario, quien la confirmó como presidenta de RTA —según algunos en forma que transgrede la ley— por cuatro años más. 

Mientras tanto, Zapesochny pasó a un cargo especialmente creado para ella: titular de la Unidad de Comunicación de Gestión del jefe de Gabinete, una especie de vocera de Manzur, que es lo que había sido siempre.

Regulación

También hubo reformas en la estructura regulatoria. Si bien existe el Enacom como ente autárquico, la histórica cartera de Comunicaciones (Secretaría TIC desde 2014 y, rebajada de rango en 2019 como Subsecretaría TIC) ha sido disuelta

El verdadero control de los medios públicos (RTA, Radio Nacional y Canal 7) nunca dejó de estar en manos del albertismo

Esa cartera era la encargada de fijar la política y las medidas generales de telecomunicaciones, aunque su función se encontraba bastante disminuida. Estaba a cargo de Martín Olmos, un peronista con perfil técnico, pero también político, con estrecha relación con el presidente. 

Olmos dependía a la vez de la secretaria de Innovación, Micaela Sánchez Malcom, licenciada en comunicación social y quien sorprende en Twitter afirmando que gracias «a la visión de Néstor Kirchner» Argentina «fue uno de los pocos países del mundo que producían y lanzaban satélites geoestacionarios» (22/5/21). 

(Argentina no lanza satélites y los ARSAT —de los que se construyeron dos en una década— son mayormente ensambles de piezas extranjeras que por esa razón no han logrado venderse a ningún país. Asimismo, medio centenar de países cuenta con satélites geoestacionarios propios, incluyendo Bangladesh o Bulgaria.)

El nuevo rol de Malcom

De todas formas, Malcom —quien desde la gestión ha desplegado también un fuerte activismo feminista— fue apartada de temas de telecomunicaciones. Se la ubicó como titular de la nueva Secretaría de Innovación Tecnológica del Sector Público, quedando limitada a proyectos de gobierno digital y ciberseguridad. 

La ex Subsecretaría TIC fue reconstituida como Subsecretaría de Telecomunicaciones y Conectividad, ya sin Olmos y encabezada por Mateo Gómez Ortega (ex Encuentro y TV Pública).

Los intentos de control albertista son menos exitosos en otras áreas de la comunicación

Esa repartición será apenas una de varias dependencias de la Secretaría de Coordinación Presupuestaria y Planificación del Desarrollo de la Jefatura de Gabinete, a cargo de Jorge Neme.

Hombre de Manzur, Neme fue hasta hace poco secretario de Relaciones Económicas Internacionales de cancillería y se lo señala como amigo de Martín Guzmán. Las verdaderas decisiones macro de comunicaciones —en especial las que impliquen a grandes empresas internacionales y en caso de que tengan lugar— pasarán por Neme y Manzur.

Cine, cultura y nuevos medios

Los intentos de control albertista son menos exitosos en otras áreas de la comunicación. Un ejemplo fue el del concurso de la ex Radio El Mundo. Originalmente diseñado para dar chance a un medio cercano al albertismo, terminó siendo adjudicada por intervención del Instituto Patria a Roberto Navarro por sobre las preferencias del presidente.

La salida del director del INCAA, el cineasta Luis Puenzo (realizador de La historia oficial y muy vinculado con el presidente) obedeció también a la acción del Instituto Patria ejecutada a través del ministro de Cultura, el también cineasta Tristán Bauer, con la intención de complacer a los realizadores y actores más alineados con el kirchnerismo.

La causa real del malestar de esos grupos con Puenzo fue su intento de racionalización de subsidios. Estos mecanismos, si bien existen desde hace décadas, registraron un descontrolado incremento en los últimos 20 años que resultó en un aumento desproporcionado de producción de películas argentinas (cifras similares a Italia, Alemania, España y superiores a las de cualquier país latinoamericano). 

El Gobierno realiza movimientos para crear una estructura comunicacional de apoyo al presidente Alberto Fernández

Sin embargo, la exhibición de la gran mayoría de estas películas es extremadamente limitada y en muchos casos solo implican transferencias directas de fondos a un grupo definido de realizadores con ideas y/o realizaciones afines al kirchnerismo.

Además, Bauer creó en 2021 un fondo de financiación de películas en su ministerio —con montos mayores a los ejecutados por la repartición que dirigía Puenzo— y con apoyo directo de Cristina Kirchner. El programa recibió rápidamente el mote de «INCAA paralelo».

Un proyecto de ley recientemente presentado por el kirchnerismo establece una prórroga directa de los impuestos directos para financiar películas y otras manifestaciones culturales por el insólito plazo de 50 años. La oposición dijo que no votará esa iniciativa y que los subsidios deben discutirse año tras año.

Intervenciones y llamados a concurso en radio y TV

La actual gestión del regulador Enacom ha intervenido una histórica e importante emisora de Rosario, LT3 Radio Cerealista. Luego de varios cambios de propiedad y de su adquisición por intereses filo K en 2013 la emisora pasó por una situación difícil. Fue desalojada de sus estudios y manejada por sus propios trabajadores con apoyo del Sindicato de Luz y Fuerza.

Enacom nombró interventor a un exrugbier y político massista (el presidente de Enacom, Claudio Ambrosini también responde a Sergio Massa). La resolución 524 del pasado marzo, votada por mayoría, dispuso delegar en Ambrosini la facultad de declarar caduca la licencia y de llamar a concurso para que la emisora se readjudicada. 

El presidente de Enacom, Claudio Ambrosini responde a Sergio Massa

Se trata de una medida jurídicamente cuestionable (si una mayoría puede decidir delegar en el presidente asuntos de tanta importancia al estilo «suma del poder público» ¿para qué hay opositores en el organismo?). Extrañamente, esta votación sólo generó como reacción la abstención de una directora opositora.

Adjudicaciones de radio y TV

La intervención se produjo justo cuando LT3 estaba a punto de ser adquirida por el grupo Alpha Media, una empresa de producción de eventos que tuvo un espectacular éxito en hacer resurgir desde el año pasado la casi quebrada y decadente Radio Rivadavia, que pasó este año al segundo lugar en AM según IBOPE, con una programación crítica al kirchnerismo.

(A la vez, opera la AM 990 con una línea editorial kirchnerista. pero con mucho menor audiencia. Para completar su eclecticismo, Alpha compró también la agencia Noticias Argentinas y Radio Colonia — con contenidos más «objetivos»—, a las que rescató en ambos casos de un posible cierre.)

Por otra parte, el 7 de marzo venció el plazo de presentación de propuestas del sorpresivo llamado a concurso para adjudicar la licencia de la histórica emisora cordobesa LV2 (AM 970 y FM 99.7) quebrada y abandonada hace una década luego de ser adquirida por testaferros de Ricardo Jaime —según la causa judicial— para un proyecto de propaganda K contra Luis Juez. Sus trabajadores no lograron reflotarla.

Cómo se expresa la interna entre Cristina y Alberto en las estructuras y mensajes comunicacionales

Pese a haber transcurrido dos meses del plazo de cierre de ofertas, el Enacom no informó quiénes se presentaron, pero extraoficialmente se supo que una de las propuestas es del empresario inmobiliario y supermercadista Euclides ‘Tati’ Bugliotti, quien se autodefinió como peronista y kirchnerista. Ya opera la emisora Orfeo FM en 98.5 MHz. 

Alpha Media (Rivadavia) y Televisión Litoral (Canal 3, radio LT2 y diario La Capital, de Rosario), también habrían formulado ofertas por LV2. 

Por Decreto 182/22, se adjudicó también un nuevo canal abierto de TV (TDA 28.2) a la Asociación de Prensa de Tucumán, sindicato kirchnerista. Es cierto que este concurso se abrió en 2015 y que durante el macrismo se postergó su adjudicación.

Pero hoy existen también decenas de concursos que no se han resuelto en años, especialmente de FM. No se informó porqué se decidió concretar la adjudicación de este en particular.

Te puede interesar

¿Qué tan duradera y efectiva puede ser la estructura que estos movimientos vayan conformando en términos de comunicación y propaganda? Como lo que ocurra en la interna de la desunida coalición de gobierno y en el país, el final sigue abierto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here